¿Qué puedo hacer ante el anuncio de un ERE o despido colectivo por parte de mi empresa?

¿Cuales son las obligaciones de mi empleador? ¿Cómo negociar?

Las obligaciones del empleador

Cuando el empresario, basándose en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, lleve a cabo un proyecto de extinción de contratos de trabajo que afecte, en un período de 90 días, al menos a:

  • 10 trabajadores (en empresas de menos de 100 trabajadores);
  • o 10% de la plantilla (en empresas entre 100 y 300 trabajadores);
  • o 30 trabajadores (en empresas con más de 300 trabajadores),

se verá obligado a realizar un despido colectivo o ERE, lo que implica el respeto de una serie de garantías legales y plazos ajustados con implicaciones importantes para los trabajadores.

Con motivo de esta restructuración el empresario puede poner en marcha un plan de salidas “voluntarias” y/o “forzadas” de acuerdo con los términos previstos en el art.51 del EETT.

Las claves de la negociación

En un despido colectivo, el desafío tanto para los sindicatos como para los representantes de los trabajadores, es, por supuesto, influir sobre el proyecto y sobre las modalidades de aplicación. Para ello, se requiere comprender los motivos reales y las consecuencias sociales, así como la situación económica y financiera de la empresa y de su grupo empresarial.

Una buena comprensión del proyecto por parte de los representantes de los trabajadores puede permitirles proponer alternativas para limitar los impactos de la reestructuración y sus consecuencias sobre las condiciones de trabajo después de la misma, pero también para negociar las medidas de acompañamiento, adaptándolas lo mejor posible a los trabajadores afectados.

Teniendo siempre en cuenta además que, como recoge la ley, durante el periodo de consultas, las partes deberán negociar de buena fe, con vistas a la consecución de un acuerdo. Por lo que la empresa está obligada a escuchar vuestras propuestas y a rebatirlas razonadamente.

Para ser acompañado por un experto

El empresario está obligado a abrir un procedimiento de consulta para implementar su proyecto de restructuración. Es en este momento donde la negociación con la dirección, con la ayuda de vuestra organización sindical, puede ser determinante para conseguir el apoyo de un experto que os ayude durante el período de consultas.

El experto evaluará el motivo económico de los despidos, las consecuencias sobre la empresa, la memoria explicativa y los informes técnicos y propondrá alternativas al proyecto de restructuración presentado por la dirección.