Noticias

¿Cuál es la salud del sector automovilístico español?

La caída de la demanda y la crisis de producción de automóviles de los mercados maduros llevó a los constructores asentados en Europa a reaccionar para conservar sus márgenes de rentabilidad a través de diferentes estrategias.

sector del automóvil

En cierto modo la industria española se vio favorecida por todos estos procesos que resultaron en un aumento de las capacidades de las plantas españolas y un incremento de las inversiones tanto por parte de los constructores como de las empresas de componentes. Sin embargo, las condiciones laborales y de remuneración de los trabajadores no se acompasaron de igual modo a esta apuesta por las plantas de producción española puesto que, en muchos casos, las empresas de automoción pretendieron mantener sus márgenes de rentabilidad transfiriendo la carga a la parte salarial a través de duros acuerdos de flexibilidad y competitividad bajo amenaza de cierre o deslocalización de producciones.

La senda de recuperación emprendida por el sector abre ahora la posibilidad de fortalecer las condiciones laborales de los trabajadores al tiempo que permite fijar la mirada en las nuevas problemáticas del sector, no ya futuras, sino presentes como la el vehículo alternativo, conectado y autónomo, la industria 4.0, la robotización, los nuevos materiales, la necesidad de una nueva fiscalidad o el creciente peso de los actores tecnológicos y sus alianzas con los constructores maduros.

Fortalecer el diálogo entre las empresas y los trabajadores así como la interlocución con los organismos públicos ayudará a buscar las mejores soluciones para todos los retos que debe afrontar el sector.

¿Quieres saber más? Descarga aquí nuestro último informe sobre la automoción en España.

Comparte este artículo !